Centro de Investigaciones y Estudios de Género, Mujer y Sociedad

Situación de la Interrupción Voluntaria del Embarazo en América Latina

A partir de la legislación nacional e internacional y su experiencia como médica ginecoobstetra, nuestra invitada Luz Bibiana Pazmiño, respondió a esa pregunta, al tiempo que recordó a las personas asistentes en qué situaciones está despenalizada la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) y cómo garantizar los derechos de las mujeres que optan por ella.

Desde el 2006, la Corte Constitucional colombiana con la sentencia C355 permite realizar este procedimiento cuando existe una de las siguientes circunstancias:

  • ·         Cuando el embarazo pone en peligro la salud —física o mental— de la mujer, o su vida.
  • ·         Cuando el embarazo es resultado de una violación o de incesto.
  • ·         Cuando hay malformaciones del feto que son incompatibles con la vida por fuera del útero.

Luz Bibiana Pazmiño

Luz Bibiana enfatizó en que, si bien la ley colombiana contempla una atención integral y segura de la interrupción voluntaria del embarazo, no todos los actores del sistema de seguridad social en salud han orientado sus acciones a garantizar los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, situación en conjunto con la desinformación y los prejuicios sociales existentes, hacen que 12 años después de haberse aprobado la ley, muchas mujeres que desean acceder a la IVE encuentren barreras infranqueables, que las llevan a asumir una maternidad no deseada o a la muerte si deciden practicarse un aborto inseguro.

público asistente a la conferencia

Las cifras a nivel nacional, según un estudio del Allan Guttmacher Institute (AGI), realizado en 2010, estiman que el 44% de los embarazos no planeados terminan en una interrupción inducida. Así pues, pese a que se reconoce el derecho a interrumpir voluntariamente el embarazo en los tres casos, este fallo de la Corte Constitucional no ha propiciado la reducción de los abortos clandestinos inseguros, ya que apenas el 0.08% de los casos estudiados por el AGI correspondió a interrupciones voluntarias del embarazo en el año 2008.

público asistente a la conferencia

El Instituto Guttmacher también señala que anualmente, cerca de 760000 mujeres latinoamericanas reciben tratamiento por complicaciones de abortos inseguros y que, en 2014, por lo menos el 10% del total de muertes maternas (900 muertes) en América Latina y el Caribe se debieron a abortos inseguros. Para conocer más estudios de AGI visita: https://www.guttmacher.org/es/fact-sheet/aborto-en-america-latina-y-el-caribe